Inicio Argentina HOY | Derechos humanos en Corrientes: organizan una campaña virtual de visibilización

HOY | Derechos humanos en Corrientes: organizan una campaña virtual de visibilización

189
0

Este domingo 6 de 19 a 20 se llevará a cabo una campaña de difusión de la situación de la provincia de Corrientes en materia de derechos humanos de las niñas y adolescentes, tras reiterados casos de vulneración de derechos.

Dada la pandemia causada por el covid 19 y la imposibilidad de salir a la calle a levantar nuestros reclamos a los organismos del Estado, instamos al uso de las redes sociales para que nuestros reclamos lleguen a todas las provincias Argentinas. Teniendo en cuenta el blindaje mediático al que está sometida la provincia, necesitamos con urgencia que todo el territorio nacional se entere lo que pasa en Corrientes.

Convocan el próximo domingo a 19 a 20 a un tuitazo federal por los derechos humanos. Llaman a todas las redes solidarias, orgánicas, ciudadanía en general a compartir y visibilizar vía instagram, facebook y twitter la realidad que atraviesa la provincia de Corrientes. La misma fue declara ´provida´ rechazando por completo el protocolo de interrupción legal del embarazo, que debe garantizar el acceso a este derecho bajo las causales de violación y de riesgo para la salud o la vida de la mujer. En Corrientes las creencias religiosas y la Iglesia Católica en particular todavía tienen injerencia en las políticas de salud públicas. Son muchos los casos en la provincia donde las niñas son forzadas a gestar y obligadas a parir, vulnerándose el derecho a una niñez sin maltratos ni torturas y a una información clara y precisa.

En Corrientes:

1- No se garantizan la ILE a las niñas violadas que son obligadas a parir sin contención psicológica y en total abandono del estado, a pesar de que en Argentina rige desde hace casi un siglo un “modelo de causales” que penaliza el aborto salvo en ciertos supuestos establecidos en el artículo 86 del Código Penal de 1921. Según el Código, el aborto es legal cuando el embarazo pone en riesgo la vida o la salud de una mujer, o cuando es el resultado de una violación

2- La educación sexual integral es negada en las escuelas y en las pocas donde se utiliza no se trata correctamente. La reticencia de profesores y tutores siempre deviene en prejuicios y falta de información que recae sobre el alumnado dejándoles desamparades. Se persigue a les docentes que intentan introducir el tema y les alumnes que denuncian abusos, persecución ideológica o quieren hablar del tema

Algunos datos a tener en cuenta extraídos del artículo publicado por la organización Human Rights Watch: Es hora de saldar una deuda El costo humano de las barreras al aborto legal en Argentina:

– Diversas interpretaciones reconocidas del derecho internacional de los derechos humanos consideran que negar a las personas gestantes el acceso al aborto constituye una forma de discriminación que atenta contra una variedad de derechos. Cuando el aborto es ilegal o inaccesible, se ponen en riesgo derechos humanos fundamentales.

  • – La criminalización del aborto genera múltiples barreras para las personas gestantes que procuran acceder a un aborto legal, incluida la falta de información pública sobre el alcance de las causales, particularmente sobre cuándo el embarazo pone en riesgo la salud; las restricciones ilegales impuestas por los centros de salud, como el requisito ilegal de que los padres, las parejas o autoridades judiciales o de protección de niños y niñas autoricen el acceso al aborto o el uso de métodos de anticoncepción; los límites gestacionales arbitrarios impuestos por hospitales y centros de salud; y la necesidad de presentar una denuncia policial o de conseguir una orden judicial que permita realizar un aborto en casos de violación.

  • – Por otro lado, en respuesta a Covid-19, el gobierno de Argentina impuso una cuarentena obligatoria en todo el país, vigente que ha limitado la movilidad con excepciones específicas. El confinamiento, que se ha prorrogado en varias oportunidades y ha sido liberado gradualmente en diferentes partes del país, ha obligado a muchas personas gestantes a permanecer en sus hogares, lo cual podría retrasar la detección de embarazos y la solicitud de interrupciones legales del embarazo, especialmente para niñas y adolescentes.

  • – El Código Penal vigente en Argentina ha creado un modelo inviable en la práctica. Cinco de las 23 provincias argentinas no han promulgado sus propias normas para reglamentar el acceso al aborto legal ni se han adherido a las reglamentaciones adoptadas por el Ministerio de Salud de la Nación. Estas reglamentaciones incluyen guías técnicas y protocolos adoptados desde 2007, que fueron actualizados en los años 2010, 2015 y, finalmente, en 2019 con el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo”, que fue el primero en adquirir el rango de resolución ministerial.

  • – En 2016, 39,025 mujeres y niñas fueron internadas en hospitales públicos por problemas de salud ocasionados por abortos espontáneos o de otro tipo12. El 16 % de ellas, o 6,164, eran niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años. Es probable que estos números representen apenas una fracción del total de personas gestantes que necesitan atención médica por complicaciones de salud resultantes de abortos inseguros en Argentina, ya que solo incluyen quienes fueron hospitalizadas, sin tomar en cuenta a quienes solicitaron atención en el sistema de salud privado ni a quienes no buscaron obtener atención médica.

  • – Mujeres, profesionales de la salud, abogadas y activistas feministas señalaron a Human Rights Watch que el temor a la persecución penal y la estigmatización a menudo disuaden a las mujeres de solicitar atención post aborto cuando sufren complicaciones causadas por abortos que no se enmarcan en ninguna de las causales del artículo 86. La despenalización del aborto en Argentina es un paso esencial para que las personas gestantes ejerzan plenamente sus derechos sexuales y reproductivos.

  • – Diversas interpretaciones autorizadas del derecho internacional de los derechos humanos establecen que negar el acceso al aborto viola una multiplicidad de derechos, incluidos los derechos a la vida; a la salud; a no sufrir tratos crueles, inhumanos y degradantes; a la integridad física; a la no discriminación y la igualdad; a la privacidad; a la información; y a decidir sobre el número de hijos y el intervalo entre los nacimientos de los hijos.


    – El Congreso argentino ha ratificado los tratados internacionales de derechos humanos que reconocen estos derechos. La Constitución argentina ha incorporado los tratados y reconoce su jerarquía constitucional; por lo tanto, los estándares internacionales de derechos humanos deben emplearse para interpretar las leyes en el país. No obstante, mientras que el aborto sea punible e en Argentina, las personas gestantes enfrentarán barreras injustas al intentar ejercer sus derechos, particularmente aquellas que dependen del sistema público de salud y aún más las que viven en provincias que carecen de reglamentaciones sobre el aborto o donde esas reglamentaciones no son implementadas efectivamente