Inicio Bolivia Sin noticias del golpe

Sin noticias del golpe

159
0

Cómo las grandes tapas de los diarios argentinos y bolivianos, ocultaron el Golpe de Estado contra Evo Morales.

Por  Cesar Zubelet

El 21 de octubre al otro día de las elecciones generales en Bolivia, comenzó el golpe de Estado contra el Presidente constitucional y legitimo del Estado Plurinacional, Evo Morales; quien había ganado los comicios en primera vuelta, pero que la oposición de derecha, desconoció inmediatamente y en ese momento comenzó a desarrollarse el plan golpista.

No sólo los grupos de poder y el ejército han tenido un rol protagónico en este golpe, los grandes medios de comunicación también se posicionaron frente al mismo, buscando generar un sentido y un pensamiento reaccionario, en la opinión pública nacional e internacional.

El golpe de Estado fue perpetrado el domingo 10 de noviembre, al otro día, dos de los diarios más importantes de Argentina hablaban de renuncia. Clarín titulaba “Evo Morales renuncio, denunció un golpe y que pidieron su captura”. En primer lugar, hay que señalar que no lo presenta como Presidente ni siquiera como ex Presidente, luego, la renuncia aparece como la acción concreta, tanto el golpe, como el pedido de captura se presentan como consecuencias de una denuncia de Morales, y no como hechos confirmados por el medio.

Por otra parte La Nación, también elige nombrarlo solo con el nombre propio, y hace hincapié en la renuncia y en primer término coloca la expresión “Vacío de poder”, luego: “presionado por el Ejército, renunció Evo Morales”, en este orden la “presión del ejecito” se muestra como una consecuencia del vacío de poder, entonces la renuncia, en definitiva es consecuencia de ese vacío, nuevamente omite La Nación hablar de golpe de estado.


Por su parte, los diarios bolivianos, aparecen más determinantes a la hora de negar el golpe de Estado. El diario La Razón anuncia “Renuncia y desgobierno” ilustrado con una foto de Morales y Linera; el matutino El Alteño titula: “Evo y Alvaro Renuncian” y por último el diario “Cambio” se refiere “Evo Morales renuncia y pide que cese la violencia”; estos diarios sólo hacen referencia a la renuncia tomando la decisión de no hablar de la fuerte embestida de la oposición que impulsaron las organizaciones derechistas que convocaron a una huelga general por tiempo indeterminado, junto a la violencia desatada por grupos sediciosos  en varias regiones, junto a la desobediencia de la policía y de las fuerzas armadas, al gobierno constitucional

No mencionan la interrupción por la fuerza del orden constitucional, ni la amenaza cierta sobre su vida que sufrió el ex Presidente Evo Morales, y diversos funcionarios del gobierno.

Vale señalar que la actitud de los medios en Bolivia y en Argentina, es la misma que han tenido en el intento golpista que se perpetró contra el  gobierno del Presidente Nicolás Maduro en Venezuela este año, y del Frente Sandinista encabezado por  Daniel Ortega en Nicaragua el año pasado; mostrando de esta forma, los intereses cada vez menos oculto de ese periodismo autodenominado independiente, que lo único que busca es articular en el terreno de los medios de comunicación en general y la prensa gráfica en particular, la estrategia de Estados Unidos para América Latina, en su intento de la apropiación de los recursos naturales y en la reinstalación de un modelo neocolonial y altamente represivo para toda la región.