Inicio Argentina VICENTE LOPEZ | A 50 años del Cordobazo | Acto en SUTEBA...

VICENTE LOPEZ | A 50 años del Cordobazo | Acto en SUTEBA Vte Lòpez

188
0

Disertarán: Martín Acri, Martín Silva, Silvia Urich
Se contarà con la presencia de Mario Alderete (Corriente Nacional Agustín Tosco, C.O.N.A.T), Carlos Menestes (Sec DDHH-CTA C.a.b.a), Hugo Russo CTA Z.N, Ricardo Lovaglio CGT Z.N

En 1969, a tres años de haber asumido la “dictadura de los monopolios” encabezada por el Gral. Onganía y el ministro Krieger Vasena y en momentos de auge de las luchas antidictatoriales a lo largo y ancho del país, la clase obrera de Córdoba expresaba el mayor grado de conciencia de clase, encabezada por los dirigentes: Agustín Tosco de Luz y Fuerza, Atilio López de UTA y Jorge Canelles de los obreros de la construcción, entre otros.

El Cordobazo no fue un hecho espontáneo, fue producto de la unidad en acción de las dos organizaciones que nucleaban a la clase obrera organizada: La CGT denominada Azopardo y la CGT de los Argentinos. Estas organizaciones mantenían influencias con el estudiantado de la Federación Universitaria de Córdoba encabezada por Pancho Delgado y a su vez, tenían el acompañamiento activo de amplios sectores de la población; capas medias, mujeres trabajadoras, amas de casa y particularmente vastos sectores de la juventud.

La gran movilización obrera marchó al centro de la ciudad con los gremios Luz y Fuerza, SMATA, UTA y Construcción a la cabeza. La toma del barrio Clínicas por el estudiantado, las barricadas en las calles y la ayuda de la población a los manifestantes que prácticamente ocuparon la ciudad fueron los hechos más relevantes de la jornada. Finalmente, los participantes fueron desalojados y reprimidos por el III cuerpo del ejército y posteriormente fueron condenados sus líderes: Agustín Tosco, Jorge Canelles, Elpidio Torres y Atilio López. Más esto no significó una derrota, ni mucho menos un fracaso, pues el Cordobazo determinó un importante triunfo que produjo la salida de la dictadura de Onganía y sus secuaces.

Esta rebelión popular ha dejado una enseñanza para el pueblo, fundamentalmente para la clase obrera y en particular para la dirigencia sindical. Este ejemplo de lucha marca un antes y un después en el movimiento de masas que logró el clasismo cordobés. El logro fue conseguido por algunos dirigentes obreros que supieron comprender las necesidades de la clase obrera de entonces. Este movimiento histórico pudo concretarse por los dirigentes: A. Tosco, A. López y otros dirigentes por la unidad de la clase obrera y el estudiantado cordobés. Esta alianza de los estudiantes con las grandes fábricas automotrices, los mecánicos, el sindicato de Luz y Fuerza y el sindicato de transporte automotriz significó la unidad en acción de los sindicatos (SMATA, Luz y Fuerza y UTA)

Así, se puso en marcha un gran movimiento de masas, donde el barrio de Clínicas fue tomado por los estudiantes y la ciudad, a su vez, tomada por los manifestantes. Este importante hecho político fue la causa de la caída de la dictadura del Gral. Onganía, que soñaba con 20 años de poder.

Esto nos impone un ejercicio de historia y de memoria para ilustrar lo que significó el 17 de octubre de 1945 y el Cordobazo, por sus grandes modificaciones de masas con sus dirigentes a la cabeza como fue el Cordobazo. Decimos entonces que somos hijos del Cordobazo por la gran expresión de las luchas populares masivas en un contexto internacional de cambios profundos en las luchas populares, un ejemplo de ello fue la larga huelga de Villa Constitución, un conflicto con la patronal y la burocracia sindical, la UOM de Lorenzo Miguel y lo que aconteció en todo el cordón industrial de la zona norte, con el conflicto de los astilleros Astarsa, Corni, De Carlo, Terrabusi, Tensa, EMA. Estos conflictos fueron los que formaron la coordinadora y realizaron una gran movilización que provocaron la renuncia del Ministro de Economía, Celestino Rodrigo y posteriormente la de López Rega. Estas luchas son el ejemplo que nos dejó el clasismo cordobés, por eso tenemos que avanzar en esta dirección, la que nos indica pensar un sindicalismo fuerte, con dirigentes que estén comprometidos en un contexto nacional y también internacional.

El avance de la derecha, como por ejemplo en Brasil, con el gobierno de Jair Bolsonaro que es el vocero del imperialismo en nuestra región, con Lula preso o el caso de Ecuador, con la persecución de Correa y las amenazas de invasión a Venezuela y su boicot económico, nos muestra las presiones por parte de una avanzada conservadora contra gobiernos y dirigentes del campo popular.

En estos tiempos que atravesamos, el legado del Cordobazo nos deja la enseñanza de que, para derrotar al enemigo, hoy el neoliberalismo, la clase obrera debe iniciar el camino hacia la construcción de una mayor unidad, de una central de trabajadores con autonomía de clase y en alianza con diversos sectores como las capas medias del campo y la ciudad, los trabajadores de la tierra, campesinos y con la juventud, hoy organizada en el estudiantado y el movimiento de mujeres.

A Cincuenta años del Cordobazo, decimos:

* Unidad de los Trabajadores y defensa de nuestros Sindicatos.

* NO a la injerencia extranjera en los asuntos internos de los gobiernos que luchan por la libertad y la democracia.

* Lula libre y libertad a todos los presos políticos de estos gobiernos neoliberales oscuros como por ejemplo Milagro Sala.

* Por la Memoria, la Verdad y la Justicia: Son 30.000 los desaparecidos y son parte del movimiento obrero.

* Porque las banderas y las luchas del Cordobazo y la CGT de los Argentinos siguen en pie y son nuestro legado, seguiremos diciendo: Solo el Pueblo salvará al pueblo.