Inicio Argentina EL SAQUEO A LOS TRABAJADORES | PARTE 1

EL SAQUEO A LOS TRABAJADORES | PARTE 1

179
0
crísis laboral

 Por CENTRO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (CIEYS)


La PEA (población económicamente activa) se compone de personas ocupadas y desocupadas. Al fin del año 2018 la desocupación llegó a 2.140.000 personas (10,6% de la PEA) quedando registrados como “ocupados” (personas que reciben ingresos) 18.100.000, de los cuales, registrados, son 12.100.000 y no registrados (en negro) 6 millones. En el cuadro siguiente mostramos qué posición ocupan esos trabajadores con ingresos, cuál es la media y cuánto es el monto que perciben mensualmente.
* Hemos redondeados las cifras para simplificar los cálculos, a sabiendas de que tal redondeo no podrá afectar más de un 2% para + ó para -.

La Población Económica Inactiva (PEI) es de 23.000.000 personas (52.4%), dentro de ellos se concentran los jubilados, los pensionados, los pocos desocupados que cobran seguro de paro, y los que perciben asignaciones diversas. Son 10,2 millones de personas. Las 760.000 restantes, el 1,6% de la población, son empresarios pequeños, medianos, grandes, bancos y monopolios con enormes diferencias de ingresos y merecen un trabajo aparte pues sólo mil empresas de esas 760 mil dominan el 80% del mercado…

Con esos dos cuadros armamos el tercero. Allí sabemos cuál es la cantidad de pesos mensuales que trabajadores y jubilados disponen para gastar en el mercado.

Pero ese cuadro oculta un dato esencial. Oculta la pérdida de poder adquisitivo de los últimos tres años, período donde, sin pausa, viene resintiéndose la calidad de vida de la mayor parte de los habitantes, de esos 28.258.000 que refleja el cuadro más otra parte de la población inactiva que no posee ingresos (niños, jóvenes, estudiantes, amas de casa, etc.) que suman 12.842.000 personas más. Y los desocupados.

No reflejamos en el cuadro anterior los ingresos (por renta o ganancias) que obtienen las 760.000 empresas y comercios registrados, aunque es de conocimiento que cierran entre 25 y 30 de ellas (las más vulnerables) por día. Aquí nos centramos en calcular los impresionantes montos que la población trabajadora transfiere, en virtud de la política de saqueo que lleva adelante el fascismo CEO, a los sectores más ricos y especuladores (Bancos, Empresas energéticas, Exportadores, negocios del gobierno)

Observamos que los trabajadores han cedido un 23.5% de lo que deberían haber cobrado si sus salarios se ajustaran con la carestía y, en particular, a los jubilados, les han robado, adicionalmente un 9% más al recibir en el mes de marzo de 2018 un ajuste del 5,71% cuando lo que les correspondía era el 14.71%.

Debemos aclarar que los datos surgen de un promedio, en una escala desastrosa de ingresos como podemos observar en el siguiente cuadro:

Los datos son los extraídos de la Secretaria de Empleo de la Nación y nos muestran, entre otras, una disparidad entre los sectores beneficiados como son los tres primeros, donde predominan los monopolios de los CEOs y la familia a cargo del gobierno Nos muestra también, en el caso de “sindicalistas” y empresarios que se encuentran al final de la escala. También observamos la situación crítica de la educación, como emblema político de vaciamiento de lo público.

Y nos señala además, que es necesario recuperar el principio de solidaridad entre los trabajadores y el pueblo en general, luchar unidos para ser potentes y separar a los traidores de sus filas. No hay que olvidar, la memoria es un gran aliado en la historia, a aquellos que han posibilitado que un gobierno de las muy pequeñas minorías, sin mayoría en las cámaras, haya logrado aprobar las leyes que conducen a la disgregación de la Nación. Hay que recuperar los principios de soberanía, de patria y de patriotismo en un país gobernado por los extranjeros y los cipayos locales.