Inicio Argentina NOSOTROS O ELLOS – EL GRAN DESCALABRO QUE SURGE DEL SAQUEO

NOSOTROS O ELLOS – EL GRAN DESCALABRO QUE SURGE DEL SAQUEO

514
0
Compartir

CENTRO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (CIEYS)

Estamos atravesando una situación más que crítica como consecuencia de las políticas de los saqueadores impulsadas desde el gobierno tomado por las grandes corporaciones extranjeras, las que, con celeridad y eficiencia, destruyen al país, a sus ciudadanos actuales y futuros, embolsando los miles de millones de dólares que salen de los recursos del Estado, de los salarios de los trabajadores, de las asignaciones a los jubilados y pensionados, de las riquezas naturales hoy entregadas como garantías a los fondos especuladores, etc.

En este número sólo mostraremos un pedazo de ese descarado robo de los recursos del país, de su soberanía y de su existencia como Nación. Son ocho cuadros, con datos reales y actuales, que marcan con claridad la ruta del saqueo a nivel financiero.


El 19 de este mes vencen otros 658 mil millones de pesos de esa letra, las que, convertidos en dólares, equivalen a 25.703 millones de esa moneda que el país no imprime ni posee, salvo que se utilicen de las reservas del BCRA.

El esfuerzo mayor de este gobierno de cipayos se concentra en tratar de postergar la debacle de no poder pagar las LEBACs, tratando de “renovarlas”. A tal efecto han ofrecido tasas astronómicas, del 40% anual, para incentivar a sus tenedores (bancos y fondos buitre) a que los renueven, en especial, durante un año, pues hasta ahora, cada treinta días, se genera una “corrida” por ser tan corto el plazo.

Observen, en la segunda línea del cuadro 1, los intereses que generan dicha propuesta, las enormes ganancias para los especuladores: 10.281 millones de dólares. Pero ello es el 52% de las LEBACs emitidas. En la tercera línea registramos el 48% que falta, que suman 604.514 millones de pesos equivalentes a 23.613 millones de dólares. En la línea siguiente se calculan los intereses que ofrece el BCRA y ello representa otros 9.445 millones de dólares adicionales.

Finalmente sumamos toda la deuda a un año, sea en LEBACs o en “nuevos bonos”: ¡69.044 millones de dólares! Importe que supera a toda la reserva del BCRA como veremos en el cuadro 4.

Este cuadro se compone de dos partes: la que corresponde al primer cuatrimestre, cuyos datos son reales y la proyección de esos datos reales al resto del año 2018. Se suman tres conceptos: 1. La compra de divisas para atesorar y las transferencias para sacarlas del país, que sumaron 7.392 millones de dólares en el primer cuatrimestre y se proyectan a 20 mil millones para todo el año; 2. Los gastos de Turismo al exterior más las compras al exterior con tarjetas de créditos que fueron de 4.094 millones de dólares y se proyectan a 12 mil millones para todo el año y 3. El déficit de la balanza comercial (exportaciones menos importaciones) que llega hasta abril a 3.420 millones de dólares y se proyectan a 10 mil millones.

Si llegamos a fin de año, ello significa una fuga de divisa total de 42 mil millones de dólares, volviendo a remarcar que nosotros no emitimos dólares, lo que significa que hay que obtenerlos de otra manera.

Aquí señalamos dos aspectos que se potencian entre sí. Las LEBACS que se encuentran en circulación, que suman 1,3 billones de pesos que convertidos en dólares equivalen a 49.317 millones de dólares; y la Base Monetaria del BCRA, es decir, todo el dinero que hay emitido en nuestro país, que es de 1 billón de pesos equivalente a 39.350 millones de dólares.

Observen que si las LEBACs se tienen que pagar en pesos no alcanzan con todos los pesos emitidos al 31 de mayo, faltarían 260 mil millones de pesos. Pero sería torpe creer que el BCRA puede hacer uso del billón que se encuentra en poder de particulares, empresas, bancos y el propio gobierno, por lo tanto, si pretende pagar eso bonos con pesos, debería emitir, al menos, otro billón, es decir, aumentar la base monetaria. De esa manera, se duplicaría esa Base Monetaria lo que significa que la leche larga vida, que hoy vale 25 pesos, pasaría a valer 50; y así con todo menos los salarios y jubilaciones..

Sólo a modo de ejemplo señalamos, en el último renglón, que rescatar las LEBACs más rescatar el circulante en pesos, costaría 88.667 millones de dólares que, repetimos, no emitimos nosotros.

En el cuadro 3 podemos observar que, para rescatar las LEBACs sin computar los intereses que generan las mismas, hay que contar con 49.317 millones de dólares (49.316.953.125) siendo nuestras reservas en dólares de 50.989 millones de dólares. Usándolas, nos quedarían reservas por 1.672 millones de dólares (50.989.073.250 – 49.316.953.125 = 1.672.120.125). Menos que Vanuatu.

Si el BCRA quisiera rescatar, además, la Base monetaria, la Reserva no sólo quedaría en cero sino se necesitarían 37.678 millones de dólares adicionales. Cierto es que el BCRA no va a rescatar jamás la Base monetaria, pero sí puede, con las reservas, rescatar las LEBACs, en especial porque que se encuentran garantizadas con esas reservas. Aquí es donde aparece el FMI pues las LEBACs se deben pagar sí o sí pues esas letras han sido adquiridas por los bancos y los fondos buitres, más las familias y amigos del gerente de los CEOs. Y, como diría el anterior Macri (Menem) “No los voy a defraudar”

Sin embargo… ¡Sería una excelente oportunidad para declarar el default o cesación de pagos!   Pero el olmo no da peras y para que ello suceda se deben ir del gobierno los cipayos y socios del saqueo.


No debemos olvidar que, además de LEBACs, de fuga de capitales, de Base Monetaria, tenemos una fuerte deuda externa; deuda que tiene su costo, es decir, que genera intereses. Al 31 de diciembre del año pasado, se registraban 232.952 millones de dólares, ahora alcanza, aproximadamente, por virtud gradualista de Caputo-Dujovne a 245 mil millones de dólares, sin computar aún el monto que se agregaría por obtener el “valioso apoyo del FMI”

Esa deuda es en moneda extranjera el 88% y sólo el 12% en pesos. Los intereses promedios de la pesada herencia (anterior al 2003) y de la actual (posterior al 2016) representan un promedio de 7,7% anual, lo que representa una carga de 18.865 millones de dólares por año.


Estamos ahora en condiciones de arribar a las hiper-cifras que representan el costo financiero que el país (los trabajadores) debemos enfrentar cada año: 38.592 millones de dólares ¡sólo de intereses! 23.000 pesos anuales (o 900 dólares) por cada uno de los 44 millones de habitantes ¡sólo de intereses!  Una familia tipo (4 miembros) “aportaría” (dejaría de recibir) 92.000 pesos por año. Paritarias al 15, costo de vida al 40.

Si sumamos la fuga descripta en el cuadro 2 a los intereses devengados por año del cuadro 6 determinamos el déficit real que nuestro país debe enfrentar cada año con estas “políticas” aplicadas por el gobierno de las multinacionales y de los medios cipayos. Un monto descomunal de 80.592 millones de dólares.

Los datos con que hemos confeccionado estos cuadros pertenecen al “Informe Monetario Diario” emitido por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el 1 de junio 2018. Con ese boletín el lector puede confirmar que los datos utilizados son “oficiales”, no así las conclusiones pues las oficiales afirman que “todo va bien”.

Como dicho informe señala también la situación 30 días antes, les sugiero lean el reglón destinado a las Reservas: 30 de mayo de 2018: 50.590 millones de dólares; 30 días antes (30 de abril de 2018) 56.623 millones de dólares. En sólo 30 días el BCRA entregó a los fondos especuladores 6.033 millones netos.


No incluimos el probable préstamo del FMI como deuda pues el gobierno ha corrido desesperado a solicitarlo pues, con ese préstamo, va a cancelar las LEBACs en poder de sus amigos y de sus familias. El préstamo va a ser, si el Dios Dinero lo quiere, de 50 mil millones de dólares, posiblemente en dos o tres “tramos”, donde se van a ir “recuperando” las letras de la especulación. Mientras, si no somos capaces de parar este desastre mayúsculo, no encontraremos con este futuro muy próximo:

  1. Transferencia de la soberanía nacional al FMI
  2. Fortalecimiento del Estado en su faz represiva (condición primaria y garantista).
  3. Destrucción del Estado en su faz social: cierres de universidades e institutos científicos, cierre de hospitales y servicios a la salud, eliminación de las asignaciones a niños, familias y ancianos, etc.
  4. Destrucción de la industria, de las PYMES, de las cooperativas y de la Economía Popular.
  5. Desmantelamiento de las leyes laborales y eliminación del fuero laboral.
  6. Generar un piso para la desocupación que no baje del 25% de la PEA (Población Económica Activa)
  7. Extensión de la edad jubilatoria a los 70 años y privatización (AFJP) del ANSES
  8. Cambio a la baja para los nuevos jubilados de los cálculos para determinar en haber inicial.
  9. Entrega del patrimonio nacional y de las riquezas naturales a las multinacionales.
  10. Eliminación total de la libertad de prensa mediante el cierre de todo órgano crítico que aún quede.
  11. Colonización total del Poder Judicial, Fiscalías y Colegios de Abogados.
  12. Ejecución de hipotecas y prendas a los que accedieron a los créditos UVA o perpetuidad de deuda.
  13. Incremento de la persecución política a opositores.
  14. Fortalecimiento de la alineación política mundial con el fascismo y las guerras.
  15. Incremento del ritmo del saqueo mediante la transferencia de recursos de los trabajadores a los grupos concentrados por medio de otro brutal encarecimiento del costo de vida.

Sólo pensando que NOSOTROS deberíamos ser 44 millones si no fuese por la existencia de tantos mediocres e ignorantes ilustrados y ELLOS ni siquiera un millón y son muchos más por la existencia de tantos mediocres e ignorantes ilustrado; sólo pensando en ello, y en la desunión que nos paraliza, deducimos que qué fácil les resulta a un minúsculo grupo de delincuentes mafiosos y criminales, destruir un país.

¿SE LO PERMITIREMOS? ¿SERÁN ELLOS LOS QUE DEFINAN NUESTROS DESTINOS?

 

Cuando titulamos este boletín como “NOSOTROS O ELLOS”, lo hicimos sabiendo que no existe la menor posibilidad que, si ELLOS son los que gobierna, el pueblo pueda ser feliz y la Patria prosperar.