Inicio Argentina Ante la postura del ministro Cabrera y las medidas anunciadas – Apyme...

Ante la postura del ministro Cabrera y las medidas anunciadas – Apyme fija su postura

411
0
Compartir

Para la entidad, los anuncios son un “paliativo menor que no resuelve de modo sustentable el ahogo financiero de las Pymes, en particular las de menor tamaño, que son las más afectadas por esta problemática”.

La dirección de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) se declaró en estado de alerta “ante la crisis económica que se agravó en estos días tras las recientes ‘turbulencias’ cambiarias que significaron un nuevo espaldarazo a la especulación financiera y una nueva devaluación en detrimento de la actividad económica y el empleo”.

En este contexto, al referirse a las medidas fiscales anunciadas por el titular de Afip y el ministro Francisco Cabrera, la entidad consideró que es un “paliativo menor que no resuelve de modo sustentable el ahogo financiero de las Pymes, en particular las de menor tamaño, que son las más afectadas por esta problemática”.

Y, ante la aseveración de Cabrera en cuanto a que los aumentos de tarifas no impactan en las Pymes, la entidad destacó que “es llamativo y preocupante que un alto funcionario muestre semejante grado de desconocimiento sobre lo que ocurre en la realidad del entramado productivo nacional”.

Ya que, señaló que con escuchar al conjunto de los sectores, se verifica “que los desproporcionados aumentos de tarifas como electricidad, gas, agua, combustibles, transporte y peajes, junto con el resto de las condiciones económicas vigentes, fruto de las políticas desreguladoras y aperturistas del actual gobierno, destruyen a las Pymes, a la industria local y a las economías regionales”.

Asimismo, recordó que las empresas de menor tamaño que dependen del mercado interno y no son subsidiarias de grandes corporaciones, “sufren de lleno una combinación letal de alta inflación, tasa de interés de referencia en cuarenta por ciento y tasas de financiamiento entre cincuenta y cien por ciento, insumos y tarifas dolarizados, entrada masiva de bienes importados, ‘enfriamiento’ de la demanda y menor crecimiento”.

También advirtió que “por este camino no hay medidas paliativas que puedan impactar en el conjunto del sector”, ya que “sin una evaluación realista que considere lo que ocurre en todos los segmentos de las cadenas de valor, se agravará aún más la desesperante situación de las Pymes: ahogo fiscal, caída de las ventas, falta de acceso al financiamiento, ruptura de la cadena de pagos, embargos, ejecuciones y cierres”.

Por lo que además de declarar el alerta sectorial en todo el país, acordó elaborar y presentar ante las autoridades y legisladores propuestas concretas en los planos tarifario, fiscal, crediticio, productivo y comercial para preservar a las Mipymes y los miles de puestos de trabajo en riesgo. Pero asimismo “confluir con los trabajadores, cooperativas, cámaras y otros sectores sociales en defensa del mercado interno, el trabajo y la producción nacional”.

Carácter abusivo

Por otro lado, la entidad hizo hincapié en que “los ‘paliativos’ que propone el Gobierno para afrontar los aumentos de energía no modifican el carácter abusivo, irrazonable e inequitativo del actual esquema tarifario, que se comenzó a aplicar desde hace dos años”.

Tras lo que destacó que medidas como el pago en cuotas con intereses de las tarifas del gas o la quita de impuestos locales sobre las facturas, no resuelven la cuestión de fondo “que es la falta de sustentabilidad del sistema para la mayoría los usuarios, las Pymes y las economías regionales, que hoy no pueden afrontar los servicios básicos para sostenerse”.

Y añadió que la opción vinculada con rebajas impositivas municipales y provinciales no incidirá en el desproporcionado costo tarifario que deben afrontar empresas y usuarios residenciales, “pero sí ocasionará una baja en la recaudación de las administraciones que apliquen la medida, las que deberán achicar su nivel de gasto público con el consiguiente impacto negativo en el mercado interno”.

Ya que el actual esquema tarifario “tiene como base una lógica de transferencia de recursos por parte del conjunto de la ciudadanía, el trabajo y la producción, hacia un grupo de grandes empresas que ven incrementarse sus ganancias mientras disminuyen tanto la producción como el consumo energético”.

Mientras que “existe un conglomerado productivo compuesto por las Pymes, las cooperativas y la economía social están siendo gravemente perjudicadas por aumentos desmedidos que se suman a los constantes incrementos en combustibles, transportes, peajes e insumos”, en tanto que en el caso de las economías regionales “se suma el revalúo fiscal de las tierras, que no distingue entre economías familiares y grandes conglomerados agropecuarios”.

Fuente: Nuestra Propuesta