Inicio Argentina 8M/8 Militantes/8 Miradas. Sexta Entrega: Juliana Alessandro

8M/8 Militantes/8 Miradas. Sexta Entrega: Juliana Alessandro

384
0
Compartir

8M/8 Militantes/8 Miradas.

Sexta Entrega: Juliana Alessandro*.

Todas somos Trabajadoras.

Parar el #8M es reivindicarnos como mujeres trabajadoras. Visibilizar la fuerza de trabajo que representamos las mujeres, muchas veces invisibilizadas en esas dobles y hasta triples jornadas laborales.

Mujeres organizadas que queremos visibilizar que muchas veces nuestra participación y militancia sindical, social y política se ve obstaculizada por el rol cultural construido que nos asigna las tareas domésticas y de cuidado

El paro es nuestro derecho y un modo de enfrentar todas las violencias.

Somos parte de la memoria de todas las luchas que nos precedieron para acceder a nuestros derechos. Esos derechos que supimos conquistar.

Hasta no hace mucho éramos propiedad de los varones, no podíamos votar, no teníamos acceso al estudio y nuestra vida era reducida al ámbito de lo privado. Hace un  tiempo, venimos de años de conquista de derechos, de salir del ámbito de lo privado a lo público. En este tiempo histórico las mujeres definimos una agenda feminista de organización y lucha, y tuvimos por primera vez  una presidenta mujer elegida por el voto popular.

Las generaciones más jóvenes encuentran garantizado el voto femenino, el acceso a la educación, la salud sexual, por nombrar solo algunos derechos, en un marco amplio de legislación producto del debate, el reclamo, la organización y la lucha permanente del movimiento mujeres. Hoy encontramos nuevos desafíos: este #8M se resignifica.

En este contexto las mujeres trabajadoras nos encontramos organizadas de manera colectiva y solidaria porque el ajuste nos golpea fuertemente: pérdida de fuentes laborales, de derechos en materia de salud sexual y reproductiva, políticas públicas que se desfinancian sobre todo en relación a prevención y erradicación de la violencia de género (en provincia de Buenos Aires tenemos  la tasa más elevada de violencia de género y femicidios: cada 4 días muere una mujer, y en nuestra ciudad una de las tasas más altas de desempleo).

En esta provincia, donde nos gobierna una mujer que no tiene la mínima empatía con su propio género, pretende en una paritaria extorsiva, darnos a las trabajadoras de la educación “un premio al presentismo”, esperando que no hagamos uso de nuestras licencias por estudio, capacitación o exámenes, por enfermedad o atención de hijxs o familiares enfermxs.

Este #8M desafiamos el  orden establecido. En las escuelas, en el sindicato y en la calle “maestra luchando también está enseñando”.  Porque el desempleo, la precarización, los bajos salarios y la pérdida de derechos son parte de la vida cotidiana de miles de mujeres.

Porque el trabajo es central en la autonomía de nuestras vidas, nos organizamos en esta histórica jornada de lucha, parando 24hs haciendo oír nuestras voces denunciando el vaciamiento y desmantelamiento de políticas públicas, reclamando que no haya más despidos y que sea política de Estado la garantía de los puestos de trabajo y que se respeten las paritarias libres y sin techo. Le decimos no a la reforma laboral, no a la reforma previsional. Exigimos licencia por violencia de género para todas las trabajadoras. La gran deuda del estado con las trabajadoras de la educación.

Además afirmamos que, sin Educación Sexual Integral no hay Ni Una Menos. La escuela es un lugar central donde se deben garantizar los derechos de niñas, niños y adolescentes. Exigimos la plena implementación de la ley nacional 26.150 y provincial 14.744 de Educación Sexual Integral, con capacitación en servicio para docentes y presupuesto real. Vemos con preocupación el desfinanciamiento de la ESI lo cual significa un retroceso en la prevención de problemáticas que afectan particularmente a las mujeres: todas las formas de violencia, los embarazos no deseados, el abuso sexual, los noviazgos violentos, la trata de personas con fines de explotación sexual.

Es necesario que en la escuela la igualdad y la diversidad sean contenido y práctica, para que niñas, niños y adolescentes puedan vivir su identidad de género autopercibida con libertad y que todxs y cada unx seamos parte de la lucha contra el machismo y la homo-lesbo-transfobia. Exigimos plena implementación de la ley 26.743 de Identidad de género.

Hoy más que nunca, todas, todos, todes zambullidxs en una ola verde de convicciones y con la certeza  de cuáles son nuestros derechos decimos ¡Educación Sexual Integral para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir!

Este #8M fue un día de reivindicación y de lucha. En las calles, en ese encuentro generacional, lo vivimos como una fiesta, en sororidad cantando a viva voz ¡Vivas, libres y con trabajo digno para todas nos queremos!

Articulando en unidad, nos encontramos para seguir construyendo juntas nuestra agenda feminista de reivindicaciones, reclamos, actividades y la gran movilización de este #8M. Nos fortalecemos y afianzamos como mujeres trabajadoras organizadas en una fuerza colectiva levantando las banderas de la libertad, la igualdad y la justicia social.

Vamos construyendo también, el sindicalismo feminista que tanto necesitamos, interpelándonos entre compañerxs, encontrando otras formas de relación y nuevos debates para dar la batalla contra el patriarcado hacia adentro de nuestras organizaciones, nuestros colectivos y en la sociedad toda.

  • Docente, Secretaria de Género, SUTEBA La Plata.