Inicio Argentina #8M/8 Militantes/8 Miradas. Segunda Entrega: Daniela Ianivelli

#8M/8 Militantes/8 Miradas. Segunda Entrega: Daniela Ianivelli

520
0

8M/8 Militantes/8 Miradas.

Segunda Entrega: Daniela Ianivelli*.

¿Estamos en el aire?

A partir de la mediatización o puesta al aire de casos protagonizados por varones reconocidos en los medios, comenzó a correrse de a poco, el velo patriarcal que cubre gran parte de las construcciones de sentido que se arman en esos espacios.

Aún se encuentran sedimentadas en la radio formas, maneras, miradas sobre el rol de las mujeres de radio. Todavía abundan resabios de la vieja escuela de locución, la que indicaba casi en letra de molde que la locutora exitosa se constituía de una voz sexi, una compañía medida al aire y el festejo de cada chiste que hiciera el conductor. Con esa lógica, Rolando Hanglin durante 20 años se refirió a la locutora Florencia Ibáñez como la chica del pelito mojado, quien dedicaba esa imagen del cabello húmedo, todos los días a algún oyente onanista que llamara. Flopy, pelito mojado, Estelita, Enana, la negra, siempre el apodo por sobre el nombre, o el nombre en diminutivo como si se tratara de niñas y no de mujeres trabajadoras con capacidad de opinión en el prime time radiofónico.

Resulta fuera de época, pero eso todavía existe. Alcanza con escuchar las mañanas de las AM, donde aún se descubren conductores preguntando a la locutora o movilera  sobre cómo va vestida, o cuales son los planes para el fin de semana, como si las fronteras entre el trabajo, la vida íntima y el cuerpo de esas mujeres estuviesen difusas.

Y es que todavía no aparecemos en los contenidos. Todavía formamos parte de la estadística “de género”.Todavía aunque tengamos aire para buscar a una piba nos cuesta tener aire para hablar de economía o política. Todavía falta desterrar el sexismo del aire de las radios, falta que el humor radial no este atravesado por la misoginia y la transfobia. Todavía se les atraviesa la palabra patrona en los relatos futbolísticos.

Según un monitoreo realizado en agosto de 2017 por el programa radial Nos Quemaron Por Brujas el 69 por ciento de las personas que conducen los programas más escuchados en AM y FM son varones. Ninguna mujer desarrolla columnas de economía o deportes y sólo el 14 por ciento de las columnas de política lo hacen mujeres.

Claro que apostamos a que esto irá cambiando. Que hablemos en los medios sobre el aborto es celebrable, obtener ese espacio es saludable y meritorio. Abordar con profundidad el tema y desarmar el andamiaje del sentido común es la tarea.

Y es que todavía falta. Todavía faltan especialistas de género al aire. Todavía restan canciones de mujeres que no han sido radiadas. Todavía falta la mirada feminista de la economía, la política, el deporte, el rock, la cultura.

Todavía nos falta aire.

Este paro internacional de mujeres nos encuentra más sororas, en manada, organizándonos en diversos espacios con un desafío urgente: hacer oír nuestra voz.

Si, obviamente nuestro reclamo, pero también nuestra voz propositiva.

Que este 8 de marzo, se origine un nuevo fuego, un nuevo llamamiento: este 8M hagamos arder el aire.

 

  • Periodista, productora de radio (ISER), trabajadora de FM Provincia 97.1, estudiante avanzada de la Carrera de Comunicación Social y Periodismo UNLP.