Inicio Sin categoría Procesamiento de Cristina: La necesidad de gobernar sin ley…

Procesamiento de Cristina: La necesidad de gobernar sin ley…

2353
0

La Justicia que actúa como comparsa del tercer desembarco neoliberal por estas Pampas (1976,1989 y 2016), debutó acortando el segundo mandato presidencial de Cristina. Dato fundacional de este tiempo “apolítico” que impulsa el establishment, en el que las corporaciones mandan sin intermediarios. Una pieza simbólica que pintó demasiado rápido, el perfil de la derecha argentina modelo 2016. Un hecho que nunca hay que olvidar…
A esta altura del partido, aquella decisión inédita en la historia política de nuestro país, yace sepultada debajo de los privilegios que regresaron furiosos, para aniquilar el derecho de millones en los primeros cinco meses de Macri (devolución de retenciones agropecuarias y mineras, exportadores que aumentaron un 60% sus ganancias con la devaluación, etc.).
El revanchismo de Cambiemos, gerencia la restauración conservadora, defendiendo lo indefendible a través de la complicidad de los medios de comunicación y juega fuerte en la Justicia, gozando de la impunidad que se encargan de proveer los amigos (Milagro Sala presa política, un francotirador en Villa Crespo que nadie encuentra, 5 muertes en Costa Salguero sin responsabilidad oficial, etc.).
Lo que no pudo la desestabilización opositora en 12 años (enfrentamiento con la Mesa de Enlace, corridas cambiarias, fuga de capitales, la muerte de un fiscal y acusaciones mediáticas muy flojas de papeles), en lo formal lo posibilitó Servini de Cubría. 
La jueza, viuda del brigadier retirado de la Fuerza Aérea, Juan Tomás Cubría, convirtió a Federico Pinedo en presidente de la Nación, por 12 horas y abrió las puertas de una larga lista de fallos absurdos, que sentaron a la política en el banquillo de los acusados. Es cierto, buscaban otra cosa. Necesitaban el caos para poder ir hasta el hueso. Pero la fortaleza del modelo 2003-2015, resistió de pie.
Ahora sobre la marcha, aparece el relato que intenta justificar la transferencia de recursos: no hubo 6,5 millones de puestos de trabajo nuevos; no se jubilaron 3 millones de personas sin aportes, no se quintuplicaron las Pymes; no volvieron las paritarias, el salario no fue el dinamizador de la economía, no se aprobó la Ley de Medios; no se recuperó el petróleo, los trenes, Aerolíneas, el agua, ni las AFJP; no existió ni la reestructuración de la deuda, ni el desendeudamiento; no se le pagó al FMI, ni se arregló con el Club de París; no hubo memoria, ni verdad, ni Justicia; no existe el matrimonio igualitario, ni la Ley de igualdad de género; no existió la Asignación, ni el PROGRESAR, ni el PROCREAR; no existió la unidad de la Patria Grande, no rechazamos el ALCA; no se terminó Atucha II; no se repatriaron más de mil científicos;  en el espacio no hay dos satélites geoestacionarios, etc.
Fue el mismo “ex presidente” Pinedo, quien junto al radical Mario Negri, presentaron la denuncia que puso en marcha la causa de dólares a futuro, en la recta final de la última campaña electoral presidencial. Un dato que buscó sin suerte, empiojar la pelea electoral.
Ese planteo multiplicó las notas periodísticas críticas, en todas las variantes de la prensa hegemónica y esos archivos (aunque cueste creerlo), hoy son la base probatoria que aparece en la acusación de Bonadio contra Cristina y compañía (Axel Kicillof, Enrique Vanoli, 13 directores y otros funcionarios del Central).

Si el capitalismo desde su concepcion, se basa en la desigualdad; el neoliberalismo, la cara mas cruel de su version contemporanea, se basa en la falta de Justicia.

HERENCIA MENEMISTA, AL SERVICIO DEL MACRISMO
El juez que tiene 17 causas judiciales en su contra (12 en el Consejo de la Magistratura y 5 en la Justicia Penal), el estrecho colaborador de Carlos Corach en el ministerio del Interior menemista y que luego se convirtió en juez de su “servilleta”; acusó a la ex presidenta y colaboradores, por asociación ilícita. No importó que Cristina no figurara en la denuncia original, ni que el fiscal no la haya imputado. Bonadio resolvió que había que procesarla para borrar un ratito de la escena, el sol que no se puede tapar con un dedo: ajuste, tarifazos, despidos, inflación, deuda externa, exportaciones indiscriminadas para matar a las Pymes, etc.
Pocos días después, la carátula le quedaba demasiado grande al expediente. Propios y extraños, cuestionaron el fallo y el juez buscó otra excusa.
Entonces cambió por “administración infiel”, fue por la supuesta generación de un fraude en perjuicio del Estado; un planteo en el que no aparece, una sola imputación por corrupción contra los miembros de la pasada administración.
En síntesis, se trata de un juez haciendo una evaluación política del kirchnerismo y en lugar de criticarlo en el café de Comodoro Py, lo criminaliza en su despacho a pedido del macrismo.
Si hubo “administración infiel”, los que cometieron el delito buscaron favorecer a los compradores; o sea que se vendieron contratos de dólar a futuro, a un precio que intencionalmente buscaba beneficiarlos.
Por lo tanto, si los que compraron y ganaron con la devaluación, están íntimamente relacionados con Cambiemos (Mario Quintana, Nicolás Caputo, Franco Macri, etc.), nos acabamos de enterar por Bonadio, que “Cristina es Macri”…
Una vez más, recordemos cómo es la operatoria. Si la cotización del dólar resulta más alta el día fijado como vencimiento del contrato, se le dará al comprador la diferencia a su favor, en pesos y si es menor, la diferencia será para el Estado. O sea que Prat Gay pudo esperar para devaluar, hasta que se caiga el último contrato y no hacerlo antes que venza el primero. Pero ante el apuro por generar otra fuente de acumulación de riqueza, decretaron que 40 millones de argentinos, banquen la fiesta del entorno presidencial, mientras un juez amigo hace el trabajo sucio.

BONADIO AUTORIZO EL ILICITO, QUE AHORA CONDENA…
Cuando era hora de efectivizar las ganancias, la “operación Bonadio” ya había comenzado. En ese momento, Federico Sturzenegger le pidió autorización al juez para comenzar los pagos y el magistrado, que ahora considera delito esta práctica, en ese momento lo habilitó. Abrir la puerta para que los especuladores salgan a jugar, le generó a Bonadio la imputación del fiscal Jorge Di Lello…
Esquizofrénico resultado de esta historia: los que trazaron un plan para cuidar el valor del peso, los que evitaron una nueva corrida, los que pusieron en marcha una vieja práctica destinada a desalentar las expectativas devaluatorias, fueron acusados. Y los que aumentaron el valor del dólar depreciando el peso y después ganaron mucha guita en 24 horas, gozan del resultado de la estafa con total impunidad.
Con la lógica Bonadio, el actual presidente del Banco Central (actualmente procesado por el Megacanje 2001, una operación que sumó 50 mil millones de dólares a la deuda) tendría que rendir cuentas por las miles de Lebac que fueron colocadas a tasas altísimas y que cuando haya que pagarlas, representarán un costo multimillonario para el Estado.
Con la lógica Bonadio, los que generaron las condiciones para el regreso con gloria de la bicicleta financiera (ingresar verdes para cambiarlos por pesos, obtener un altísimo rendimiento y luego fugarlos convirtiéndolos otra vez en moneda estadounidense); seguramente también serán procesados…

DOLAR FUTURO: UNA AYUDITA, PARA AMIGOS INTIMOS
. La constructora Caputo S.A, propiedad de Nicolás Martín “Nicky” Caputo, amigo de la infancia y hombre de confianza del presidente Mauricio Macri, operó u$s 3.560.000 a través de los agentes de liquidación y compensación INTL CIBSA S.A y Capital Markets Argentina con vencimientos que van de febrero a junio de este año.
. José María Torello, apoderado nacional del PRO y jefe de asesores del Presidente, invirtió u$s 800.000 en contratos de dólar futuro, mediante la agencia Schweber Securities S.A. que vencieron en febrero.
. Chery-Socma Argentina S.A, una asociación entre dos compañías de Franco Macri, operó entre el 4 de septiembre y el 23 de octubre, u$s 8 millones vía Puente Hermanos S.A.
. El Fondo Pegasus cuyo número uno era el actual secretario de Coordinación Interministerial, Mario Eduardo Quintana, operó a través de INTL CIBSA S.A, u$s 1.480.000 a mediados de septiembre del año pasado.
. También aparecen La Nación y Cablevisión S.A., con u$s 4 y u$s 11 millones, respectivamente.

LA NECESIDAD DE GOBERNAR SIN LEY: Intentó nombrar dos jueces por decreto, destruyó la Ley de Medios, no respetó los mandatos de Bauer-Sabatella-Vanoli, buscó por todos los medios terminar con Gils Carbó, Milagro Sala presa, le entregó la licitación del gasoducto de Córdoba y el soterramiento del Sarmiento a su primo, Cristina-Kicillof-Vanoli procesados, criminalizó de la protesta popular, congeló la aplicación del Código Procesal Penal de la Nación, mintió en la declaración jurada para ocultar las offshore, pactó el nuevo precio del dólar para que su gente gane fortunas, etc.
Una vieja práctica que está en el ADN de un contrabandista sobreseído por la Suprema Corte de la mayoría automática menemista y un pinchador de teléfonos serial, para saber las futuras movidas del adversario…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here