Inicio Argentina ¡Éramos pocos y parió otro buitre! – Otro fondo buitre le reclama...

¡Éramos pocos y parió otro buitre! – Otro fondo buitre le reclama millones a Argentina

2870
0
Cría cuervos y te comerán los ojos

Si bien los dos principales grupos de capitales que litigaron contra Argentina, NML y Aurelius, confirmaron que el gobierno de Mauricio Macri le pagó lo acordado, este martes apareció otro fondo buitre con reclamo multimillonario al país sudamericano.

Se trata del inversor Mohammad Ladjevardian, dueño de un grupo financista en Houston, Texas, que compró bonos de la deuda argentina en cesación de pagos (default) durante 2002 y ahora exige el pago de cuatro mil 500 millones de dólares.

Ese monto está por fuera de lo comprometido por el gobierno del presidente Mauricio Macri en los acuerdos alcanzados en febrero, que ya comenzó a cumplir.

Ladjevardian se negó a ingresar en los canjes de 2005 y 2010, y alertó que sería el primero en presentarse para litigar contra el país, en contra del acuerdo firmado por la administración Macri con el resto de los buitres.

La víspera, el empresario hizo efectivo su anuncio al llamar al juez Thomas Griesa y pedirle el embardo del dinero de más que recaudó el gobierno argentino en la colocación de nuevos bonos de deuda de la semana pasada.

Ahora Griesa deberá contestar si acepta o rechaza tratar la presentación, en tanto Ladjevardian, dependiendo de esa resolución, puede recurrir a la Cámara de Apelaciones.

Esta información circula a raíz de conocerse que NML Capitals, de Paul Singer, y Aurelius, de Mark Brodsky, cobraron los cinco mil 150 millones de dólares, más todos los haberes de sus respectivos bufetes de abogado, que les giró la Casa Rosada.

De acuerdo con Ámbito Financiero, los representantes legales de Singer y Brodsky presentaron la víspera los escritos ante el juzgado de Griesa confirmando el cobro y solicitaron al magistrado que deshabilite todos los reclamos que hicieron en su prolongada disputa.

También prometieron abstenerse de realizar demandas futuras, al menos por esos bonos, añade la publicación.

Singer, el más emblemático de los buitres, se aseguró así el cobro de cuatro mil 500 millones de dólares, mientras que Brodsky se llevó 650 millones, más todo el abono a sus grupos de abogados.

La administración Macri esperaba que NML y Aurelius marcaran el camino a los otros bonistas que faltan por llegar a un acuerdo y que estos también renuncien a realizar futuros litigios contra Argentina.

Pero la aparición de Ladjevardian con su reclamo viene a complicar el panorama para el gobierno argentino.

El 93 por ciento de todos los tenedores de títulos argentinos entró a los acuerdos de reestructuración de deuda de 2005 y 2010 durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, mientras el restante 7 por ciento optó por litigar para asegurarse mayores ganancias.

La administración Macri cedió a esos reclamos y acordó pagarles a un grupo de ellos que recibieron generosa propuesta. Estos representan algo más del 5 por ciento de ese pequeño grupo litigantes, pero el resto se mantiene intransigente.

(Con información de Prensa Latina)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here