Inicio Argentina EL FRENTE CIUDADANO

EL FRENTE CIUDADANO

774
0

Por Oscar Natalichio, CENTRO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (CIEYS)

Posiblemente el día 13 de abril de 2016 se registre como una fecha histórica de nuestro país, aunque para que lo sea requiera concretarse la formación de un Frente Nacional y Popular que contenga a la gran mayoría de la ciudadanía y que respete las aspiraciones de todos los sectores que lo integren, partiendo de una base no negociable, que es que nadie pase hambre, que nadie que aspire trabajar carezca de trabajo, que todos tengan la posibilidad de estudia y de crecer, que la libertad de expresión se convierta en una realidad, en un derecho ejercido, etc.

Tenemos un punto de partida extraordinario para colocar como principal base de la formación de ese frente, que es, nada menos que la CONSTITUCIÓN NACIONAL a quién nadie bien parido puede cuestionar mientras no se la modifique. Nos referimos, al artículo 14 y, en especial, al artículo 14 bis, los que reproducimos a continuación:

Artículo 14: “Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entra, permanecer, transitar y salir de territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad, de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender”.

Artículo 14 bis: “El trabajo, en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas; control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial.

Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.

El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna”.
El FRENTE CIUDADANO debe ser, necesariamente, un frente que integre a trabajadores en relación de dependencia, trabajadores autónomos, profesionales, estudiantes, artesanos, deportistas, intelectuales, artistas, campesinos, docentes, científicos, amas de casa… El FRENTE CIUDADANO debe contemplar las necesidades reales y básicas de cada sector y buscar un equilibrio razonable entre los distintos intereses de clases que convivirán es su desarrollo. El FRENTE CIUDADANO debe tener presente que se trata de una lucha y que en esa lucha hay enemigos claros, que tienen una finalidad opuesta y que hoy se encuentran copando los resortes claves del gobierno: son los monopolios o capitales concentrados; son los grandes bancos y sus fondos buitres, son los grandes evasores y sus refugios en los paraísos fiscales y son, muy especialmente, una pequeñísima minoría, que no superan los 100 mil habitantes, en un país que ya llega a 44 millones, donde su poder no radica ni en el dinero que han acumulado mediante el robo y saqueo de la Nación, ni en la fuerza represiva que utilizan, sino en el fuerte dominio culturar que ejercen con sus medios hegemónicos sobre las mentes débiles y cobardes a las que hay que convertir en fuertes y valientes. UN PROGRAMA DE ACCIÓN Y UN PROGRAMA DE GOBIERNO DEBEN SER ELABORADO ENTRE TODOS Y TODAS. PONGÁMONOS YÁ A TRABAJAR EN ELLOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here