Inicio Brasil Brasil: Otro “golpe blando” en marcha

Brasil: Otro “golpe blando” en marcha

1307
0

Por Marcelo F. Rodríguez, Sociólogo. Director Adjunto del CEFMA

El avance de las derechas regionales sobre los gobiernos progresistas o de izquierda en América Latina vive a partir de este viernes 15 de abril uno de sus momentos clave.

La Cámara de diputados brasilera ha iniciado el debate para intentar votar, el próximo domingo, el impeachment, juicio político, contra Dilma Rousseff.

Una nueva forma de los “golpes blandos” o “suaves”, con que las que los grandes grupos económicos y mediáticos, siguiendo las instrucciones diseñadas por el imperialismo, buscan recomponer el poder conservador.

El manual de los “golpes blandos” fue diseñado por el politólogo estadounidense Gene Sharp, del la Albert Einstein Institution.

Según el mismo,  la estrategia del “golpe suave” puede desarrollarse por etapas jerarquizadas o simultáneamente a saber:

1ra Etapa: Ablandamiento

 

 

(empleando la guerra de IV generación)

Desarrollo de matrices de opinión centradas en déficit reales o potenciales.

Cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento.

Promoción de factores de malestar, entre los que destacan: desabastecimiento, criminalidad, inseguridad, manipulación del dólar, paro patronal (lockout) y otros.

Denuncias de corrupción, promoción de intrigas sectarias y fractura de la unidad

2da Etapa: Deslegitimación

Manipulación de los prejuicios anti-comunistas o anti-populistas.

Impulso de campañas publicitarias en defensa de la libertad de prensa, derechos humanos y libertades públicas.

Acusaciones de totalitarismo y pensamiento único.

Fractura ético-política.

3ra Etapa: Calentamiento de calle

Fomento de la movilización de calle.

Elaboración de una plataforma de lucha que globalice las demandas políticas y sociales.

Generalización de todo tipo de protestas, exponenciando fallas y errores gubernamentales.

Organización de manifestaciones, trancas y tomas de instituciones públicas (no respeto a las instituciones) que radicalicen la confrontación

4ta Etapa: Combinación de diversas formas de lucha

Organización de marchas y tomas de instituciones emblemáticas, con el objeto de coparlas y convertirlas en plataforma publicitaria.

Desarrollo de operaciones de guerra psicológica y acciones armadas para justificar medidas represivas y crear un clima de ingobernabilidad.

Impulso de campaña de rumores entre fuerzas militares y tratar de desmoralizar los organismos de seguridad

5ta Etapa: fractura institucional

Sobre la base de las acciones callejeras, tomas de instituciones y pronunciamiento militares, se obliga la renuncia del presidente.

En casos de fracasos, se mantiene la presión de calle y se migra hacia la resistencia armada.

Preparación del terreno para una intervención militar o el desarrollo de una guerra civil prolongada.

Promoción del aislamiento internacional y el cerco económico.

Foto: http://www.eltelegrafo.com.ec/images/eltelegrafo/politica/2015/22-06-15-pol-golpes.jpg
Foto: http://www.eltelegrafo.com.ec/images/eltelegrafo/politica/2015/22-06-15-pol-golpes.jpg

 

Como vemos, todo un manual destituyente.

Pero, ¿quién es Gene Sharp? ¿Para qué concibieron la Albert Einstein Institution?

Ya 1983, Sharp crea el “Programa sobre las Sanciones No Violentas en el Centro de Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard” con el objetivo de impulsar investigaciones desde las ciencias sociales sobre el “posible uso de la desobediencia civil por parte de la población de Europa occidental ante una hipotética invasión de las tropas del Pacto de Varsovia”. Al mismo tiempo, funda en Boston la Albert Einstein Institution con la doble misión de financiar sus investigaciones universitarias y de aplicar sus modelos a situaciones concretas. En 1987, logra subsidios del Instituto de Estados Unidos por la Paz (U.S. Institute for Peace) y organiza seminarios para adiestrar a los aliados en la defensa mediante la desobediencia civil ante un ocupante comunista.

El crecimiento de la influencia de la Albert Einstein Institution se produce a partir de 1989.

Desde entonces, la institución construye un curriculum digno de tener en cuenta:

Participa en el establecimiento de la Alianza Democrática de Birmania -una coalición de notables anticomunistas que logra rápidamente entrar al gobierno militar-, y del Partido Progresista Democrático de Taiwán -que milita por la independencia de la isla ante la China comunista, mientras que Estados Unidos se opone oficialmente a ella.

Unifica los diferentes grupos tibetanos de oposición en torno al Dalai Lama. Intenta formar al interior de la OLP un grupo de disidentes capaz de llevar a los nacionalistas palestinos a renunciar al terrorismo, brindándoles formación secreta en la embajada de Estados Unidos en Tel Aviv, en contacto con el coronel Reuven Gal, director de Acción Psicológica dentro de las fuerzas armadas israelíes.

Reconociendo la importancia y el potencial que puede tener el Albert Einstein Institution, la CIA destaca ante ella a un especialista en acción clandestina, el coronel Robert Helvey.  

De esta forma, el Instituto creado por Sharp aumenta, en combinación con la CIA, su influencia en todos aquellos lugares en donde estén en juego los intereses estadounidenses.

En 1989, Gene Sharp y su asistente Bruce Jenkins visitan Pekín dos semanas antes de los sucesos de Tiananmen. Ambos fueron expulsados por las autoridades chinas.

Estos son solo algunos ejemplos de las tareas llevadas adelante por Gene Sharp, el autor de la estrategia de los “golpes blandos”.

Como hemos visto en varios países de la región, estas etapas son llevadas adelante en Venezuela, Bolivia y Ecuador, tuvieron éxito en Honduras y Paraguay, fueron utilizadas para favorecer el triunfo de Cambiemos en Argentina y hoy intentan poner fin al gobierno de Dilma Rousseff e impedir una nueva candidatura de Lula.

Un plan rigurosamente ejecutado por el imperialismo a través de los grupos transnacionales y sus representantes locales para derrotar a los gobiernos incómodos  a sus intereses y frenar el proceso de integración de los pueblos latinoamericanos, para imponer una integración a favor de los grandes capitales, quienes, como siempre, van por todo, sin conformarse con las concesiones que estos gobiernos pudieron hacerles, como en el caso brasilero, en pos de la “gobernabilidad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here