Inicio Política 24 de marzo de 1976: Diarios y comunicados para domesticar a la...

24 de marzo de 1976: Diarios y comunicados para domesticar a la población

5736
0
Compartir

A la edición 10.795 de Clarín, dos palabras le alcanzaron para sintetizar en tapa, lo que pasaba en el país: “Nuevo gobierno”. Había muerto la Constitución y paralelamente, ellos también habían renunciado al periodismo. Frente al golpe de Estado, guardar los adjetivos y archivar hasta nuevo aviso la opinión, fue una abdicación con mayúsculas ante los nuevos dueños.
El epígrafe de la foto principal de primera plana, de ese miércoles 24 de marzo de 1976, mostraba a un puñado de “adictos a la ex presidente”, en la puerta de la Casa de Gobierno.
La segunda toma era la del helicóptero de la Fuerza Aérea, transportando a Isabel Perón.

Comunicado N°1

La publicación de la viuda de Noble, agregaba que “La prolongada crisis política que aflige al país comenzó a tener su desenlace esta madrugada con el alejamiento de María E. Martínez de Perón como presidente de la Nación. En las próximas horas asumirá el gobierno una junta militar integrada por los comandantes generales y presidida por el teniente general Jorge Videla. La ex mandataria fue trasladada en helicóptero desde la Casa Rosada hasta el Aeroparque y allí embarcada en un avión que partió hacia el sur. Será alojada en El Messidor”.
La presidente se “alejó” de su cargo, el golpe de Estado jamás quedó documentado en el papel.

Comunicado N°2

A pie de página el diario decía, “Calabró entregó la gobernación”. En pocas líneas se explicaba que el gobernador bonaerense, “hizo entrega de esa administración pública al comandante de la 10 Brigada de Infantería, general Adolfo Sigwald. La ceremonia se realizó esta madrugada en la Casa de Gobierno de La Plata. Por otra parte, se informó que la red provincial de radiocomunicaciones se instruyó a los intendentes de las municipalidades a que entregaran las comunas a las autoridades militares locales”.
Los uniformes tomando el poder, son parte una “ceremonia”. El lenguaje comenzaba a maquillar desde lo simbólico, cada paso de las Fuerzas Armadas, hasta el regreso de la democracia.
Y cuando llegó el momento de volver a votar, la tapa de Clarín del domingo 30 de octubre del ’83, se sumó a un colectivo social al que nunca perteneció, cuando tituló, “Llegamos”.    

Comunicado N°3

Aquel 24 de marzo de 1976, mientras los diarios se distribuían por todo el país, las radios ya emitían los comunicados con las nuevas reglas de juego. Los medios de comunicación, fueron el primer paso del golpe.
Esa mañana, La Nación sostuvo en tapa a seis columnas: “Las Fuerzas Armadas asumen el poder; detúvose a la Presidente”. Agrega que “Fue rechazada una propuesta tendiente a evitar la ruptura del orden institucional; la Junta de Comandantes Generales se haría cargo del Gobierno hoy a las 5; la señora de Perón ha sido trasladada al sur”. Opinar desde el silencio que grita, fue otro de los caminos que utilizaron las empresas periodísticas, para construir una realidad paralela, durante casi ocho años.

Comunicados N°4 y 5

En su editorial del 25 de marzo (el espacio más íntimo, que desde su creación, La Nación le dedica a sus lectores), el diario de los Mitre asegura que “La crisis ha culminado. No hay sorpresa en la Nación ante la caída de un gobierno que estaba muerto mucho antes de su eliminación por la vía de un cambio como el que se ha operado. En lugar de aquella sorpresa, hay una enorme expectación. Todos sabemos que se necesitan planes sólidos para facilitar la rehabilitación material y moral de una comunidad herida por demasiados fracasos y dominada por un escepticismo contaminante”.
Sin derechos, según el diario nacía la esperanza…

Comunicado N°6

La Nación cerró planteando, que “Precisamente por la magnitud de la tarea a emprender, la primera condición es que se afiance en las Fuerzas Armadas, la cohesión con la cual han actuado hasta aquí. Hay un país que tiene valiosas reservas de confianza, pero también hay un terrorismo que acecha”.
A la falta de adjetivos del primer día, una catarata de obsecuencia 24 horas después. Aquellos favores mediáticos se pagaron con Papel Prensa y a partir de ese momento, el cerco informativo amplió sus fronteras hasta lograr el blindaje total. La custodia de los medios, duró hasta la finalización de la guerra de Malvinas. Acompañaron al “Proceso” hasta la puerta del cementerio y se despidieron y como a lo largo de todo el siglo XX, cuando regresaron las urnas recuperaron la memoria democrática…

Comunicado N°8

MATAR ARGENTINOS, PARA REMATAR EL PAIS: A partir del 24 de marzo de 1976, Videla-Massera-Agosti, se transformaron en los responsables del terrorismo de Estado; que tuvo en las tres armas, a miles de brazos ejecutantes.
Martínez de Hoz
, fue el encargado de cambiar la matriz económica, que había nacido con el primer peronismo.
Había que salir de cacería, era necesario matar pueblo para rematar país. Era ineludible terminar con miles de seres humanos, que iban a pelear para impedirlo. El manual de estilo de la “escuela francesa”, era el camino. Había que olvidar a la industria nacional y reemplazarla por la “patria financiera”.

Comunicado N°9

Montaron centenares de centros clandestinos de detención, instauraron el reino de la tortura, desaparición de personas, vuelos de la muerte y robo de bebés.
Sin producción, imaginaron una Argentina capaz de sobrevivir con respirador artificial (endeudamiento externo) y la “plata dulce” fue el recurso ficticio para multiplicar los panes, apenas un par de años.

Comunicado N°10

La destrucción económica, comenzó con el Rodrigazo. El neoliberalismo le declaró la guerra económica a la Argentina. Un país que apenas debía 5 mil millones de dólares, que gozaba de casi pleno empleo, que tenía un 10% de informalidad, casi todos los obreros sindicalizados y en el que el 47% del Producto Bruto Interno, era para los trabajadores; no necesitaba un ajuste salvaje.
En aquel ’75, el paciente no estaba sano, pero estaba muy lejos de terapia intensiva…

Comunicado N°11

Las excusas económicas del golpe del ’76, llegaron con la destrucción de todas las variables económicas del país y bautizaron “sinceramiento”, a una devaluación salvaje del 180% y un aumento tarifario del 300. El liberalismo, desde el golpe que terminó con Salvador Allende (11 de septiembre de 1973), sabe que su crueldad sólo se suaviza avanzando sobre un terreno devastado. Generar el caos mayúsculo, para después presentarse como la salvación. Rodrigazo en el ’75; golpe de mercado, saqueos e hiperinflación, en el ’89.

Comunicado N°12

El que redactó el bando del desembarco neoliberal, en junio de 1975, fue Ricardo Zinn, el número dos de Celestino Rodrigo, en el reino de López Rega. Curiosamente aquel vice ministro era parte del Grupo Azcuénaga que comandaba Martínez de Hoz y operaba desde adentro planificando la caída del gobierno constitucional. Luego en la dictadura, fue asesor del Palacio de Hacienda; más tarde gerente de SOCMA (Macri) y por último, el segundo de Estenssoro en la YPF de Menem.
Zinn fue el encargado de disparar una transferencia de recursos sin precedentes, a beneficio de los empresarios. La bronca de la derecha, no era por los errores que habían acumulado los gobiernos populares en tres décadas, sino por los aciertos que sobrevivían a pesar de todo.

Comunicado N°13

Aparecieron los cultores de la teoría del derrame, jurando que era el formato más justo para repartir ganancias. Juraron que había que seguir ciegamente ese mandato divino, porque aseguraba monedas para los obreros, pero recién cuando a los industriales le sobren billetes…

Comunicado N°14

En 1977, la participación de los laburantes en el PBI, retrocedió al 26%. Cuando el neoliberalismo terminó su segunda etapa (Menem-Cavallo-De la Rúa) y Néstor Kirchner se preparaba para asumir como presidente de la Nación, los trabajadores apenas eran dueños del 22% del resultado de nuestra producción. Para eso vinieron, para eso mataron…

Comunicado N°15

LOS GUIONISTAS DE VIDELA: En cuanto al cerco mediático, muchas hábitos del presente, beben del pasado reciente. Control de la palabra opositora y montaje del relato oficialista. La agencia Burson Marsteller, sabía lo que tenía que decir para convencer a la Junta Militar: “Es de fundamental importancia que la Argentina empiece a hablar hoy con una sola voz ante el mundo. Y eso sólo puede ser logrado con un programa de comunicación minuciosamente controlado”.
Así comenzaba el documento elaborado entre 1976 y 1977, por la famosa agencia publicitaria estadounidense y ofrecido como servicio a la dictadura argentina, para contrarrestar las denuncias realizadas en el exterior sobre violaciones a los Derechos Humanos.

Comunicado N°18

En la propuesta de 34 páginas, la compañía ponía a disponibilidad de los militares sus oficinas en ocho países de América, Europa y Asia; ofrecía contactos con periodistas y medios extranjeros y sentaba las bases del plan comunicacional implementado por la dictadura para combatir “la campaña internacional financiada por la subversión”.
El informe titulado “Mejorando la imagen internacional de la Argentina”, comenzaba con un estudio de opinión encargado por Burson Marsteller, en Estados Unidos, Canadá, Japón, el Reino Unido, Bélgica, Holanda, México y Colombia.

Comunicado N°19

A partir de esa investigación señala que la palabra que mejor define la sensación de los extranjeros respecto del país es “cautela”. Porque, si bien “ha generado respeto el éxito de la campaña argentina para eliminar el terrorismo izquierdista y restablecer el orden y la tranquilidad”, al mismo tiempo “aquellos actos de terrorismo ilegal que provienen del extremo opuesto del espectro político, han generado preocupación entre los amigos y han reforzado a los enemigos en materia de Derechos Humanos”.

Comunicado N°22

Por eso asegura, que el país necesita una “nueva imagen” que se construya sobre una palabra clave: “Estabilidad”. Y para ello ofrece un plan de largo plazo, “que no se limite a uno o dos años”, que lleve al gobierno y a la agencia a trabajar como una “unidad cohesionada” y que aproveche especialmente la oportunidad del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978.
Burson Marsteller creó las publicidades de la silla (todo lo importado, siempre es mejor que el producto de la industria nacional), el dólar (la solución es bajar los costos, o sea los salarios) y la vaca (“Argentina bocado el terrorismo internacional”) e idearon la campaña, “Somos derechos y humanos”. 

Comunicado N°23

Fueron los primeros pasos de una dictadura, que se presentó a través de los medios, domesticando a fuerza de comunicados. Hoy, con un gobierno que encarna el mismo plan económico, las hipótesis no son pesimistas (nunca alcanzan para matar la esperanza), pero la realidad es pésima (sus resultaron golpearán a los que menos tienen, donde más duele). El apagón informativo que ayer jugó como aliado, en el presente se le parece bastante…

Comunicado N°59

Como decía Marechal, “la vida es una sucesión interminable de finales y recomienzos, de construcciones y derrumbes. Ante los acontecimientos que hoy vive nuestra Patria, me declaro un Argentino en estado de esperanza”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here