Inicio Argentina Nosotros o Ellos – Parte I

Nosotros o Ellos – Parte I

1058
0

Por Oscar Natalichio, CENTRO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (CIEYS)

El gobierno de Macri y el Congreso Argentino capitulan frente a un mediocre y oscuro juez de un sector de un municipio de Nueva York, ante los bancos parasitarios y sus fondos buitres y enajena por siglos el patrimonio del país y el futuro de los argentinos con excepción de los cipayos que se benefician con esa infame traición a la Patria.

PARTE 1. Las “particularidades” del endeudamiento en la Argentina.

  1. Siempre le fue ocultado al pueblo argentino cómo se negociaba y qué se negociaba. Cuáles eran las condiciones y cómo afectaban al país.
  2. Siempre le fue ocultado al pueblo argentino para qué se tomaba la deuda y su destino. O se lo engañaba señalando un destino al cual nunca llegó.
  3. Siempre, aún cuando en el mundo las tasas no superaban es 2% anual, se pagó sobre tasas. Cavallo tomó al 13% anual cuando las mundiales eran del 1%.
  4. Cavallo tomó al 13% anual cuando las mundiales eran del 1%
  5. Nunca explicaron el porqué de esas sobretasas que, a veces, superaban en 10 veces la normal. Tampoco las comisiones que se pagaban por esa estafa.
  6. Las operaciones jamás fueron transparentes y efectuadas por funcionarios corruptos. Los gastos de esos funcionarios fueron enormes y espurios.
  7. Siempre el contenido de las cláusulas señalaban un fuerte condicionamiento interno: qué banco operaba, qué estudio de abogacía, que comisiones se pagan.
  8. De esa manera la economía argentina se arrodillaba antes los bancos y el FMI perdía la soberanía política y los que “auditaban” eran prestamistas y FMI.
  9. En la mayoría de los casos esos préstamos eran “desviados” a otros destinos. Dichos “desvíos” generaban altos costos que cobraban abogados corruptos.
  10. Parte de esos préstamos se desviaban hacia el exterior: “fuga de capitales”.
  11. Los altos intereses, las altas coimisiones y el destino incierto no posibilitaban su cancelación. De esa manera los préstamos se “renovaban” con altísimo costo incrementando la deuda que llegó a ser la mayor del mundo por habitante.
  12. Ese “financiamiento” estuvo destinado a ser útil a los objetivos de los acreedores y jamás contribuyó al desarrollo industrial y sí a aumentar deudas.
  13. También se utilizó con frecuencia para transferir “utilidades” de las multinacionales y para financiar la compra por parte de los monopolios de empresas del Estado que obtienen una enorme ganancia pues compran esos bienes a precios viles.
  14. Cavallo y Machinea (en el Banco Central) registraban el endeudamiento en un cuaderno escolar “Gloria” y a lápiz.
  15. Los argumentos de los cipayos siempre fueron “no existe otra opción”. Y fueron los que generaron la deuda.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here