Inicio Economía Despidieron a 600 trabajadores del complejo nuclear Atucha III

Despidieron a 600 trabajadores del complejo nuclear Atucha III

675
0
Compartir

Trabajadores de la central nuclear Atucha III, en Zárate, se encuentran en asamblea y ya anunciaron una medida de fuerza para rechazar 600 despidos que comenzaron a ser notificados el viernes.

Los trabajadores estaban afectados a las obras de construcción de la cuarta central nuclear del país, un mega proyecto de más de 3 mil millones de dólares realizado con financiamiento de Canadá, Rusia, Francia y principalmente China.

Los telegramas de despidos comenzaron a llegar a los domicilios el viernes pasado y se multiplicaron este lunes, con la confirmación de unas 600 cesantías. Se trata de obreros contratados de las empresas Vialco SA, Masuero Carmini, DHL, Indigo, Ociba y Dezacor.

“Estamos organizando medidas de fuerza dentro de la obra y también afuera con caravanas de autos que marcharán desde la obra hasta capital federal”, dijo a LPO, Fernando Pérez, secretario general de ATE y trabajador de Atucha.

“Estamos organizando medidas de fuerza dentro de la obra y también afuera con caravanas de autos que marcharán desde la obra hasta capital federal”

Otro grupo de trabajadores se manifestó en la rotonda del complejo Zárate-Brazo Largo con un corte total de tránsito, lo que generó un caos vehicular en la confluencia de la Panamericana con las rutas 6 y 12.

zarate
Los trabajadores afiliados al gremio Unión de Empleados de la Construcción y Afines de la República Argentina (UECARA) reclamaron una respuesta al Gobierno nacional que había prometido continuar con las obras en Atucha III. Sin embargo, dada la magnitud de esos trabajados Pérez aseguró que hay ocho gremios involucrados.

Los avisos de despidos llegaron para capataces, supervisores, administrativos y técnicos. El sindicato especula que en los próximos días podrían llegar los despidos de unos 2.400 operarios afiliados a la UOCRA.

Facundo Ocampo, abogado de la seccional Zárate del UECARA, cuestionó al ministro de Energía, Juan José Aranguren, porque en la reunión del pasado 16 de febrero él se había comprometido a continuar las obras: “Nos mintió en la cara. Nos aseguraron que mantendrían las fuentes de trabajo, pero hoy nos encontramos con esta triste realidad”.

“Los contratos se renovaban desde el año pasado cada tres meses y esta era la primera vez que le tocaba renovar a Macri. Vencen el 31 de marzo y el Estado le avisó a las empresas que no lo van a renovar, entonces empezaron a despedir la gente”, advirtió Ocampo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here