VIDAL ENCONTRÓ LA SOLUCIÓN – Más policía, más represión

VIDAL ENCONTRÓ LA SOLUCIÓN – Más policía, más represión

185
0
Compartir

Por NP

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires dispuso que alrededor de ochocientos integrantes de Infantería y Caballería vayan a los barrios. “Los problemas de inseguridad no se resuelven poniendo más políticas y gendarmes”, dijo al respecto José Chapu Urreli.

“Esto se da en un contexto en el que cada vez crece más la criminalización de la protesta y los casos de violencia institucional, sobre todo, en los barrios donde estas fuerzas actuarán”, advirtió el coordinador Nacional del MTL, José Chapu Urreli, al referirse a la implementación del plan por el que la gobernadora, María Eugenia Vidal, decidió emplazar a los cuerpos de Infantería y Caballería en tareas de control prevencional situacional con lo que militarizar la seguridad, especialmente en las barriadas pobres.

“Nosotros siempre planteamos que los problemas de inseguridad no se resuelven poniendo más políticas y gendarmes”, recalcó Urreli e hizo hincapié en que “la solución para este tema -que en el capitalismo nunca va a ser total porque es este propio sistema el que genera inseguridad- es atender a las problemáticas populares, para que la gente pueda vivir dignamente”.

Y, en esta dirección resaltó que “trabajo con salario y condiciones dignas, acceso a la salud, la educación y vivienda digna son claves fundamentales para prevenir situaciones de conflictividad y degradación social y, por lo tanto, es actuar en la prevención del delito”.

Asimismo, Urreli puntualizó que “cada año se suman miles y miles de jóvenes en condiciones de incorporarse al mercado laboral pero que no pueden encontrar trabajo, pero tampoco perspectivas de encontrarlo ni futuro” esto, aclara, aporta a un escenario de tensión social acrecentado porque “encima hay una cantidad de personas a las que, como consecuencia de las políticas de hambre y desocupación de este gobierno, les resulta imposible resolver cotidianamente la provisión de alimentos para sus hijos”.

Todo esto, alerta el dirigente de la CoNaT, plantea un cuadro complejo. “Es indudable que están tensando situaciones e, incluso, presionando y empujando a personas a niveles de desesperación que pueden llevarlos a cometer delitos”, lamentó Urreli.

También señaló que a esto debe sumarse en delito organizado “que por supuesto no lo llevan a cabo los pobres, sino que es patrimonio de aquellos que tienen vínculos con sectores de la política, la policía y parte del Poder Judicial”.

Por lo que sin dudarlo recalcó que “para resolver el problema de la seguridad, hay que generar condiciones de seguridad en la familia, en los territorios y en el país para todos podamos vivir dignamente, esto resolvería una gran parte de esta problemática”.

A la derecha de la derecha

En este contexto de connivencias, la gobernadora Vidal volvió a correrse de Línea Heidi y, haciendo poca gala del republicanismo que se arroga Cambiemos, arremetió públicamente contra el miembro del Consejo de la Magistratura, Jorge Candis.

“Este programa lo mira mucha gente”, aduló Vidal sentada a la derecha de Mirtha Legrand, y atacó pidiendo que “la gente” escrache al consejero que no aceptó presiones del tándem corporativo-gubernamental, y votó en contra del juicio político al juez Eduardo Freiler, a quien desde La Rosada pretenden expulsar del Poder Judicial.

Vale recordar que el pecado capital que cometió Freiler, es señalar por medio de un fallo que quedó en minoría, que la causa Papel Prensa debe investigarse como delito de lesa humanidad.

“Hay connivencia entre el poder político y la Justicia, también con la Policía”, reflexionó Urreli y continuó: “es indudable que el Gobierno presiona a los jueces que no le son adeptos y que tiene situaciones que, tarde o temprano, va a tener que explicar en sede judicial y que eso los ponen nerviosos, a Mauricio Macri pero también a María Eugenia Vidal”.

Y fue contundente cuando alertó que “esta connivencia es parte del sistema capitalista y, ahora, con este gobierno más exacerbado y tenemos el ejemplo concreto en el caso Odebrecht que salpica candidaturas y a funcionarios, pero también a jueces que pareciera que ni saben qué hacer con la causa”.

Tras lo que denunció que “esta impunidad sería imposible sin el escudo mediático que los protege, una impunidad que se asienta también en el Poder Judicial y la fuerza policial”, mientras que “Milagro Sala sigue presa como tantos varios compañeros y compañeras para quienes exigimos la libertad”.

Fuente: NP

No hay comentarios

Dejar una respuesta