Central Ballester homenajea a fusilados de José León Suárez

Central Ballester homenajea a fusilados de José León Suárez

1077
0
Compartir

Los fusilamientos de J.L. Suárez en la camiseta de Central Ballester

El popular club de fútbol Central Ballester, nacido en San Martín, que compite en la primera D y construye su estadio en José León Suárez, presentó una camiseta que homenajea a los fusilados por la dictadura del Gral. Aramburu en 1956, asesinatos políticos que se ejecutaron clandestinamente en un descampado de esa localidad, y fueron revelados por el periodista, Rodolfo Walsh, en el libro Operación Masacre, que inicia el género literario de periodismo testimonial también conocido como no-ficción.

La camiseta de Central Ballester tiene historias. En 1995 el equipo iba a jugar en Rosario (como campeón de Primera D) la preliminar de la final de la copa Conmebol, entre Rosario Central y Atlético Mineiro de Brasil, pero se hubiera frustrado el partido si los “canallas” rosarinos no les prestaban la camiseta, tras un robo de las propias.

Desde entonces el equipo sanmartinense adoptó aquel diseño y los colores azul y amarillo, que además refrendaba una génesis y un pasado común, en tanto ambos equipos habían nacido del sueño de pioneros ferroviarios, del Ferrocarril Central Argentino, amantes del deporte y del fútbol particularmente.

En 2013, para exteriorizar el gran vínculo del equipo con el municipio de San Martín, que lo vio nacer y crecer, Central Ballester estrenó una camiseta blanca, con vivos de los infaltables colores amarillo y azul, que en el centro tenía la imagen del Padre de la Patria y la inequívoca frase: “Somos San Martín”.

Desde este campeonato presentan una camiseta alternativa que homenajea a los fusilados de JL Suárez; víctimas de la dictadura que en 1955 derrocó a Juan D. Perón, y en 1956, con la cobertura de un levantamiento del que tenían pleno conocimiento (Gral. Valle) aprovecharon para asesinar opositores.

Los pormenores de lo ocurrido entonces, y la investigación periodística que encontró sobrevivientes de aquella matanza, se pueden leer en el libro, Operación Masacre (1957), del periodista (asesinado en 1977 por la última dictadura) que con este escrito inició el género literario de periodismo testimonial o no-ficción.

El lunes último, Prensa Libre charló con directivos y jugadores del Central Ballester, tras un entrenamiento en el Parque Gral. San Martín (Camino del Buen Ayre y Debenedetti), en J.L. Suárez. Aún el club carece de estadio propio, pero en 2000 la comuna le cedió una parcela, en Sarratea y Camino Del Buen Ayre, donde en el futuro construirán el estadio.

Ezequiel Rodríguez (30) es uno de los miembros más jóvenes de la comisión directiva, sigue al club desde los 17, hace la prensa y es diseñador gráfico. Tuvo la idea de homenajear a los fusilados de JL Suárez en la camiseta, pues observó que la masacre es un hecho muy sentido en la comunidad local.

“Los fusilamientos crearon un vínculo muy fuerte de pertenencia social en J.L. Suárez”indicó el dirigente. Además explicó que otro condimento que ayudó a que la idea prendiera es que varios miembros de la comisión “son muchachos con mucho compromiso social, organizan comedores comunitarios y otras actividades sociales”.

En la comisión también esperan que esta exteriorización de pertenencia del club a la comunidad, expresada en la visión común de los fusilamientos como masacre contra el pueblo, ayude a acercar a la vecindad a la institución, y entre todos cuiden el predio –que sufrió algunos vandalismos- donde se levantará el estadio de Central Ballester.

Luis Orquera (44), jugador del plantel entre 1987 y 2014, actual presidente normalizador de la entidad, está en J.L. Suárez desde los 11 años. Relató que en la comisión directiva“estuvimos todos de acuerdo, no hubo que debatir. Somos de J.L. Suárez, pensamos en la repercusión, como cuando pusieron la imagen de San Martín”.

Para el ex defensor central “el jugador se pone una camiseta para defenderla y sentirla, defiende lo que vive día a día con los compañeros. A muchos hubo que explicarles el dibujo (fondo azul, una silueta blanca central con los brazos extendidos y a los costados soldados armados amenazantes) porque son jóvenes y no sabían de los fusilados”.

Pablo Ventrice, otro de los dirigentes del club, que no fue jugador, pero sigue al club desde los 7 años (fue el que relató la anécdota inicial con los “canallas”), por lo cual conoce a hinchas y asociados desde siempre, adelantó: “A la hinchada le va encantar. Con indumentaria nueva es como que todo vuelve a florecer”.

El delantero Omar Chávez (33), vecino de Villa Lynch, relató que varios en su barrio se le acercaron para felicitar por la camiseta conmemorativa. “A la gente le gustó” evaluó y agregó: “A mí también me gustó. El club es humilde pero quiere seguir progresando y la camiseta, que los chicos tengan su ropa, significa mucho en todas las categorías”.

Gustavo Camps

Fuente: http://www.prensalibre.com.ar/?id=9998

No hay comentarios

Dejar una respuesta